Es lógico que todos tengamos que contribuir a conservar los recursos del planeta para crear un ambiente saludable. Nosotros creamos hornos que duran más, necesitan menos energía y producen pan con un volumen mayor en relación con la cantidad de ingredientes utilizados. Ningún proveedor se acerca al consumo de energía que proporcionamos.

Un horno es una inversión costosa que usted simplemente no tirará. Nuestros hornos cuentan con la mayor esperanza de vida del mercado. En el mundo hay miles de hornos Revent que se han reforzado durante 25 años y siguen utilizándose diariamente. Cuando nuestros hornos hayan cumplido su objetivo, todas las piezas se pueden reciclar.

Fabricando productos sostenibles y eficientes energéticamente, contribuimos también a una sociedad sostenible para las generaciones futuras.